La OMIC alerta de una estafa telefónica conocida como ‘la llamada perdida’

A pesar de que se trata de una noticia de 2012, sigue plenamente vigente. Por eso la reproducimos en el blog.

[Tribuna Municipal / 3 de febrero de 2012]

Los teléfonos desde los cuales nos realizarán estas llamadas tendrán como números iniciales los siguientes: 662 991 ___ y 91 125 ___.

La Oficina Municipal de Información al consumidor (OMIC) de Toledo alerta sobre una estafa que se está produciendo en el ámbito de la telefonía móvil según la cual, a través de una “llamada perdida”, se inicia un proceso por el que se cobran servicios premium no contratados.

Por ello, la OMIC ofrece una serie de recomendaciones para evitar esta estafa así como extremar la precaución sobre la devolución de las llamadas perdidas que podamos encontrar en nuestro teléfono móvil.

La estafa consiste en que el usuario de teléfono móvil recibe en el mismo hasta un máximo de tres tonos y posteriormente se corta la comunicación, quedando el teléfono de la llamada entrante como una “llamada perdida”.

Si el usuario posteriormente devuelve esta llamada al número que le ha quedado reflejado en su teléfono, salta un contestador con una grabación en la que se nos indica que tenemos un mensaje o un paquete por recibir en nuestro domicilio y que debemos enviar un SMS con la palabra “buzón” para obtener dicho envío.

Si el usuario envía ese SMS nos devolverán otro en el que indicarán que el envío ha dado un error y que “el SMS no ha podido ser entregado al destinatario”. A partir del momento en que el usuario envía este SMS empiezan a cobrarle en sus facturas telefónicas una falsa suscripción a servicios de mensajería, cobrándonos por cada SMS recibido en nuestro terminal.

Por otro lado, si en lugar de que nos quede la llamada reflejada en nuestro móvil, nos da tiempo a cogerla, nos engañarán con un mensaje grabado asegurándonos que nos llaman desde nuestra compañía telefónica y nos harán una supuesta oferta solicitándonos, para obtener la misma, nuestros datos personales para enviarnos un teléfono nuevo a nuestro domicilio. Datos personales que, bajo ningún concepto, deberemos comunicar.

Los teléfonos desde los cuales nos realizarán estas llamadas tendrán como números iniciales los siguientes: 662 991 ___ y 91 125 ___.

Ante estos hechos, la OMIC ofrece las siguientes recomendaciones:

  • No devolver nunca esta llamada
  • Confirmar con nuestra compañía telefónica si tenemos alguna oferta pendiente de aceptar.
  • No facilitar nunca ningún dato personal

En caso de ser víctima de esta estafa, ponerlo en conocimiento de la Policía Nacional.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *