Antes de preguntar cómo reclamar, busca la respuesta en el blog

Apreciados lectores/as:

Los que llegáis a este blog generalmente lo hacéis desesperados con vuestra última factura de móvil. De repente os dais cuenta que vuestra operadora (Movistar, Vodafone, Orange,…) os cobra unos misteriosos mensajes llamados SMS Premium a importes notablemente elevados: 0,20 – 0,30 céntimos hasta más de un euro en algunos casos.

Los números de destino -a los que nunca habéis escrito ningún mensaje o como mucho en alguna ocasión- suelen ser cortos y poco normales: 5505, etc. Entonces recordais, en el mejor de los casos, que un día os quisisteis descargar una canción o un politono, seducidos por un anuncio de televisión que aseguraba que la canción os costaría solamente 3o céntimos de euro.

Nadie os explicó -más allá de una letra minúscula e ilegible- que os estabais sucribiendo a un “servicio” de suscripción según el cual recibiríais a diario 3 o 4 mensajes (todo un incordio) con el último grito de canciones de todo tipo, cutres y no tan cutres. Y, además de recibir esa especia de spam, descubrís al revisar vuestra factura de móvil que pagabais por esos mensajes.

Un drama. Primero perplejidad, porque uno no tiene ni idea de a qué obedecen esos cobros. Entonces llamas a tu operadora. Te explica de que va el rollo: que si Blinko, que si Zed, que si Movilisto, que si Dada, que si la madre que los parió a todos. Sientes una profunda indignación. Impotencia. Mala leche, que se dice castizamente. Porque a todos nos cuesta mucho ganar el dinero para que vengan unos listos de medio pelo y se beneficien de nuestros sudores y trabajos con publicidad generalmente engañosa.

Estos mangantes se benefician de espacios legales inciertos o directamente se saltan la ley a la torera. Y el Gobierno, por lo visto, lo permite y retrasa la regulación legal del asunto para proteger al ciudadano como debería.

Mientras, pagamos y pagamos. Y aquí no pasa nada. He dicho un millón de veces que no hay otro “servicio” en internet que acumule tantas quejas, denuncias y reclamaciones en la red como el timo de los SMS Premium de muchos de estos chiringos como Blinko, Movilisto, Zed, etc. Y la vida sigue. Y muchos ciudadanos se quejan, dicen que reclamarán, pero pocos culminan. Porque en España acostumbramos a tragar y a seguir palante.

Sin embargo, algunos no os conformáis. Por eso estáis aquí. Porque queréis reclamar en algún sitio lo que injustamente os han usurpado. A veces son cantidades pequeñas: 6 euros, 20 euros…Pero por dignidad no os da la santa gana de que unos mangantes se queden con vuestro dinero. Lógico. Otras veces son cantidades superiores que alcanzan los 1.000 o 3.000 Euros. Muchas veces hay por medio móviles de menores de edad, que curiosamente pueden contratar este tipo de “servicios”.

Pues bien, a los que queréis reclamar, antes de preguntar, leed por favor. Porque generalmente preguntáis lo que ya está escrito en el blog (en el menú lateral derecho):

¿Cómo y dónde puedo reclamar?

Envío “baja” pero sigo recibiendo mensajes

¿Cómo puedo denunciar mi caso en los medios de comunicación?

Si a pesar de haberte leído en profundidad tienes preguntas, entonces adelante 😉 , pregunta y los lectores de este blog o yo mismo cuando pueda intentamos responderte.

Mucho ánimo a los que defendéis vuestros derechos como consumidores y como personas.

Latest Comments
  1. cristina perello mon 7 diciembre 2008
  2. chismin 7 diciembre 2008
  3. Jesus 11 diciembre 2008
  4. Cova 17 diciembre 2008
  5. francis 28 febrero 2009
  6. Andres Sims 21 marzo 2009
  7. Berto 27 marzo 2009
  8. Rafael 30 marzo 2009
  9. ignacio 6 agosto 2009
  10. anonimo 24 octubre 2009
  11. Rossend 24 octubre 2009
  12. maria 19 enero 2010
  13. maria 19 enero 2010
  14. Lamari 2 febrero 2010
  15. Elena 10 febrero 2010
  16. ara 4 mayo 2010
  17. angelo 14 junio 2010
    • MARIA ASUNCION 7 abril 2014
  18. angelo 14 junio 2010
  19. lola 11 agosto 2010
  20. Pilar 2 noviembre 2010
  21. Carles 4 enero 2011
  22. MARILO 28 abril 2011
  23. alba 25 enero 2012
    • iSABEL 9 octubre 2012
  24. Laura 4 marzo 2012

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *