Alerta contra los tests de inteligencia de Facebook

[Vía El Periódico] Un simple test de inteligencia anunciado en Facebook se convirtió en una pesadilla para Rita. Lo que empezó como una diversión por internet derivó en un goteo de mensajes SMS publicitarios al móvil (dos diarios) y en la desagradable sorpresa, cuando le llegó la factura telefónica, de que tenía que pagar por recibirlos. Esta internauta de Barcelona dedujo que, cuando hizo aquel test online y dio su número de móvil para conocer los resultados, se suscribió, sin darse cuenta, al Club Blinko, una empresa de servicios de móviles. Para cuando pudo darse de baja, ya había pagado más de 30 euros. «Saben que están engañando a la gente, son unos ladrones», se queja Rita.
La Organització de Consumidors i Usuaris de Catalunya (OCUC) y la Agència Catalana de Consum (ACC) han detectado casos similares, de empresas como el Club Blinko y el Club Zed, y sus afectados se agrupan en foros de internet como quejasydenuncias.com. Esta misma semana, FACUA ha alertado contra otro test, vinculado a MyBip.net. Estas compañías suelen captar a sus clientes con anuncios de descargas desde el móvil, pero esta práctica se está extendiendo por las redes sociales. «Estas empresas usan todos los medios a su alcance, y Facebook es una herramienta más», dice Albert Melià, subdirector general de disciplina de mercado de la ACC.
En el 2008, la Agència Catalana de Consum recibió cinco reclamaciones de consumidores contra Blinko, y en lo que va de año, ya se han presentado otras ocho. El organismo ha iniciado procedimientos de inspección contra empresas del sector por posibles actividades irregulares, como publicidad engañosa y cláusulas abusivas. Las sanciones podrían alcanzar los 30.000 euros.

DIFICULTAD PARA DARSE DE BAJA / La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) apunta a un «posible fraude» y destaca los problemas de los afectados para darse de baja. Rita ha tardado un mes y medio. Contactó con su compañía telefónica, Vodafone, que le dijo que solo es intermediaria. Envió e-mails a la empresa Buongiorno My Alert, que gestiona el Club Blinko, y mandó un SMS con la palabra BAJA al 5505. Esta acción fue la más efectiva. Pese a que ella asegura haber sido estafada, tanto Vodafone como Buongiorno sostienen que actuaron correctamente.
Albert Juan, del departamento jurídico de la OCUC, recomienda a los afectados pedir primero a la operadora telefónica que le diga qué empresa envía los SMS Premium (de tarificación especial) y luego solicitar la baja por SMS (los foros de afectados informan de cómo hacerlo).
Lo que no es aconsejable es dejar de pagar la factura. La ACC recomienda presentar una reclamación y no pagar solo la parte del cobro con la que no están de acuerdo. Sin embargo, «mucha gente no reclama quizá porque, equivocadamente, lo considera un problema menor», dice Albert Juan. No es el caso de Rita. Ella ha acudido a la Junta Arbitral de Consum de Barcelona, que ha iniciado un procedimiento de mediación. «Estoy contenta de que este tema siga adelante. No por los 30 euros que me han cobrado, sino por intentar que se cambie algo», afirma.

Por SONIA GUTIÉRREZ

Latest Comments
  1. maria 26 agosto 2009

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *