SMS Premium, mala fama pero con jugosos ingresos

[Fuente: Antonio Ruiz del Árbol 27/11/2009 Cinco Días]

La nueva norma entra en vigor con cuatro años de retraso.

El negocio de los SMS Premium arrastra mala fama pero da sustanciosos ingresos; superará los 500 millones en 2009. Hoy entra en vigor el nuevo reglamento para cortar abusos y lo hace con cuatro años de retraso, entre la desconfianza de las empresas celulares y el silencio de las compañías que viven de los politonos, las alarmas de móvil o las votaciones por SMS en los concursos televisivos.

Los mensajes cortos de móvil con valor añadido tienen desde hoy un nuevo marco regulador que busca, de una vez por todas, dar transparencia y evitar los abusos en una actividad que provoca una de los más altos índices de reclamaciones en servicios de telecomunicaciones.

Pero a pesar de su mala fama, los SMS Premium nunca han dejado de ser un negocio rentable. En 2005 reportaron 439 millones, 476 millones al año siguiente, 524 en 2007 y 516 millones en 2008, según la CMT. La tendencia a la baja registrada en los últimos ejercicios parece que se mantendrá en 2009, ya que al cierre del segundo trimestre había acumulado una cifra de negocio de 109 millones, frente a los 125 millones del mismo periodo del año anterior. Aun así, en el sector se cree que la cifra de negocio para todo el ejercicio superará los 500 millones.

Aunque una de sus más conocidas propuestas es la venta de contenidos eróticos o para adultos desde el móvil, en los últimos años se ha diversificado en la descarga de contenidos, como juegos, vídeos, politonos, etc., y sobre todo con la participación en concursos, sorteos, programas de radio y televisión.

La nueva normativa elaborada por el Ministerio de Industria llega con cuatro años de retraso y su principal apuesta es que el usuario pueda conocer el precio del servicio a través del primer dígito del número, para evitar sorpresas posteriores. La opacidad en la tarificación adicional quiere ser eliminada dando publicidad a los precios por minuto con los que se identifica cada número corto de cinco y seis cifras que será la llave para entrar en estos servicios.

Los números de cinco cifras que comiencen por 25, 27, 29 y 280 estarán destinados a campañas benéficas y tendrán un precio inferior o igual a 1,2 euros. Los de cinco cifras que comiencen por 35, 37 y 39 tendrán un precio entre 1,2 euros y 6 euros. Los números de seis cifras que empiecen por 795, 797 y 799 tendrán servicios de suscripción con precio por mensaje recibido inferior o igual a 1,2 euros. Por último, los números de seis cifras que comiencen por 995, 997 y 999 irán destinados a servicios exclusivos para adultos de precio inferior o igual a seis euros.

Nadie quiere hablar

La regulación prohíbe que se exija a los consumidores el envío de dos o más mensajes consecutivos para solicitar un servicio. También impone a los operadores la desconexión inmediata en cuanto el cliente lo solicite.

Los incumplimientos se denunciarán a la Comisión de Supervisión de los Servicios de Tarificación Adicional y las empresas se podrán enfrentar a castigos tales como la retirada de la prestación de servicios en el número con el que haya cometido la infracción.

La nueva reglamentación de los SMS Premium ha sido recibida con sonoro silencio por parte de los principales agentes empresariales implicados.

La patronal Aesam, que agrupa a las 13 principales compañías, no ha querido realizar ningún pronunciamiento. Las operadoras de telecomunicaciones móviles que dan soporte a estos servicios han hecho hincapié en la circunstancia de que la nueva reglamentación permite detectar cuál de los agentes implicados en el proceso comercial es el responsable de las irregularidades, en caso de que estas se produzcan. Las empresas celulares reconocen que las trampas en este tipo de mensajería Premium es la que más ha dañado su imagen en los últimos tiempos.

Aesam, la Asociación de Empresas de Servicios Móviles, incluye Zed y BuonGiorno, que ofrecen contenidos, plataformas y servicios tecnológicos. Dada y Foxmobile comercializan contenidos sobre wap, GameLoft distribuye juegos para móvil, Tempos 21, Netsize, Ericsson y Mblox son agregadores. Flkycell, Movilplay y Alterna Proyect Marketing completan el grupo.

Una trayectoria de alta conflictividad

Los llamados números de tarificación adicional han sido en diferentes épocas motivo de fraudes y escándalos que han trascendido a la opinión pública. A finales de la década de los noventa se produjo un número elevado de casos en familias que tuvieron que hacer frente a facturas telefónicas millonarias por la adicción de algunos de sus miembros a los teléfonos o mensajes eróticos. La policía ha intervenido en distintas ocasiones para atajar estafas o delitos contra la propiedad intelectual que se consumaban vía SMS.

En los últimos años, además, las irregularidades se han concentrado en la multiplicación de mensajes para solicitar un servicio, las fórmulas tramposas para captar clientes o la dificultad extrema para darse de baja en la recepción de mensajes en serie.

El Ministerio de Industria prometió en el año 2006 la inmediata articulación de un nuevo reglamento para los mensajes de móvil Premium, pero la promesa se ha hecho esperar hasta el día de hoy.

El Código de Conducta y la Orden Ministerial, que regularán los SMS Premium, obligarán a los prestadores de estos servicios a cumplir una serie de normas que garanticen los derechos de los usuarios de este servicio de descarga de contenidos.

Latest Comments
  1. felix ortega 12 diciembre 2009
  2. Alberto 13 diciembre 2009

Responder a felix ortega Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *