La crisis contada según sus timos

[Fuente:  G. MAESTRE, S/C de Tenerife  6/06/2010 El día.es]

Son tan evidentes que parece que nadie pueda picar y, sin embargo, los engaños telefónicos, televisivos, por correo electrónico o sms son rentables porque la gente espera que un golpe de suerte pueda cambiar su situación.

Siempre que hay situaciones en las que el dinero escasea, los engaños y estafas aumentan. Esto es un hecho sabido por el común de los mortales. Sin embargo, siempre hay quien cae en ellos, pese a que en ocasiones es casi evidente que se trata de un fraude en toda regla.

Están los que se denominan timos clásicos, que son los relacionados con las cuestiones de salud y los “productos milagro” (del tipo “tome esta pastilla, brebaje o ampolla y desaparecerán los dolores, las celulitis o le crecerá el pelo”), pero cuando el bolsillo aprieta son las estafas relacionadas con la posibilidad de encontrar un empleo o altas sumas de dinero las que se disparan.

“La gente tiene la necesidad de pensar que va a haber algo que le va a solucionar su problema”, explica el secretario general en la provincia tinerfeña de la Unión de Consumidores de España (UCE), Raúl Alonso, “por lo que aumenta la actividad picaresca. No es complicado, sobre todo si se tiene en cuenta que los resultados suelen ser muy buenos. Da igual que tengan que publicitarse en medios de comunicación y que eso conlleve un gasto, porque eso les es rentable, porque cualquier parado que busca empleo está pendiente de los periódicos y de internet”.

Ofertas falsas .- El engaño se basa en que generan desembolsos sin ninguna garantía de que vaya a dar resultado. El ejemplo más fácil es: “Consigue empleo fácilmente llamando a este número de teléfono”. Generalmente no habla de ningún tipo de cualificación pero sí remarca que “ganarás mucho dinero y desde casa”.

Hay varias técnicas: una es con llamadas a teléfonos de alto pago, por lo que sólo con marcar ya les estás dando beneficios a su negocio. En estos casos se identifica fácilmente porque es un 906, pero igualmente la gente llama porque confía en que es un oportunidad real para conseguir empleo.

La otra posibilidad es pedir que se haga un desembolso inicial a través del cual vas obteniendo información sobre el trabajo al que aspiras. Uno de los clásicos de este tipo es el de las plataformas petrolíferas, mucho dinero por estar aislado. En este caso se hacía un ingreso para poder enviarte un dossier y de ahí poder optar al trabajo.

Empresas dudosas .- “Una empresa seria jamás hace una oferta de empleo a través de un 906 o realizando ingresos contra reembolso. Hay que ser críticos con la publicidad y ofertas que nos llegan. Si se ha caído en la tentación es bueno denunciarlo, porque son estafas en masa”, explica Alonso.

Según el responsable de Consumo, “debería existir un control mucho mayor por parte de las Administraciones competentes. Está claro que es muy difícil poder hacer un control previo de un anuncio que va a salir , salvo que lo hicieran las propias empresas, pero en los teléfonos sí que se puede llevar a cabo. Debería haber más transparencia de manera que el usuario pueda conocer quién está detrás del servicio y su domicilio social para poder ejercer las acciones oportunas en el caso de que fueran necesarias, pero esto no sucede. Además, tal y como están los tribunales, si alguien se decide a denunciar porque le han cobrado 30 euros en llamadas telefónicas. le puede costar más dinero”.

Ojo con internet .- Hay otros nuevos timos que llegan a las direcciones de correo electrónico y de estos se debe desconfiar.

“Nadie me va a dirigir una oferta de trabajo por correo, por lo menos nadie que yo no conozca y si encima ni me aclaran de qué se trata ni cómo me han localizado ni nada. No sabemos quién nos la envía, ni para qué puesto, ni dónde trabajaremos ni nada, es porque se hacen envíos en masa y siempre hay alguno que pica que hace que el negocio sea redondo”, explica el experto.

Premios sorpresa.- Otra versión del timo aprovechando que la gente piensa que como le va todo tan mal va a tener un golpe de suerte que lo arreglará todo, pasa por comunicar a través de mensajes, llamadas y correos electrónicos que se le ha tocado un premio.

“Cuando entras a una página web te aparece un aviso de que como eres el visitante un millón te corresponde un coche o lo que sea. También puede ser que te llegue un mensaje de texto al móvil diciéndote que alguien quiere darte algo o hablar contigo y eso ya es sospechoso: “si alguien quiere hablar conmigo, que me llame él directamente”.

SMS a programas .- Los mensajes telefónicos para participar en los concursos de la televisión son una fuente de ingresos importantísima para ellos. “Te dicen que mandes un sms pero finalmente son varios, tienes que responder preguntas, “Lo que hacen es engancharte es con palabras claves como hipoteca, pastón, sueldo, regalo, etc… aunque en este caso no se puede hablar de estafa porque no hay un engaño”, explica Alonso antes de calificar como “estúpidos”, esos que se envían para que aparezca un nombre en la pantalla durante unos segundos.

Timos TDT .- Con la llegada de la Televisión Digital Terrestre (TDT) surgieron numerosos canales dedicados en exclusiva a teletienda o a concursos en directo, son los “telecall”. “Pensar que por ver unas diferencias o hacer un cálculo matemático te van a dar 30.000 euros es no tener demasiadas luces”, explica Alonso que recuerda que ha habido casos en los que ganó algún telespectador y luego no han querido pagarle.

¿Y el tarot? .- Con la nueva Ley General Audiovisual los juegos de azar han quedado restringidos a altas horas de la madrugada, pero su espacio lo han ocupado decenas de pitonisas y adivinos. “Las llamadas de este tipo habían disminuido muchísimo, porque sacaron tanto dinero a la gente que se paró. Las reclamaciones no servían para mucho porque se demostraba fácilmente que las llamadas se hacían, habrá que ver si la desesperación de la gente hace que vuelvan a picar”, sentencia el experto.

Latest Comments
  1. mariajose murcia 30 junio 2010
  2. Emilio 16 enero 2017

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para analizar el tráfico web que recibimos y conocer los servicios que más os interesan. Además utilizamos cookies para personalizar la publicidad. Puede cambiar las preferencias y obtener más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies

Configuración de Cookies

En la parte inferior verá el tipo de cookies que utilizamos y podrá seleccionar cuales permite. Una vez seleccionadas pulse "Guardar configuración" para actualizar sus preferencias

FuncionalesNuestra web puede contener cookies funcionales que son necesarias para el correcto funcionamiento de la web.

AnalíticasUtilizamos cookies analíticas para ofrecer más contenido de su interés.

Redes SocialesPara integrar datos de nuestras redes sociales, estas redes pueden instalar cookies de terceros.

PublicitarioEsta web puede contener cookies de publicidad de terceros. Estas cookies pueden recopilar datos personales.

OtrasOtras cookies de webs de terceras empresas como Google Maps.